Tratamiento del rostro con plasma rico en plaquetas (PRP) activado con células madres

Jueves. 20 de Abril del 2017 ! 3.30PM

Tener una figura esbelta es una meta abordable en el mundo que vivimos. La combinación entre la vida profesional y personal permite aspirar a una imagen personal acorde con los tiempos en base a procedimientos estéticos de probado éxito. Si los resultados obtenidos por sus esfuerzos no están acordes con sus expectativas y no se siente satisfecha con algunas áreas de su cuerpo, la liposucción es la mejor solución para lucir un cuerpo esbelto y sano.

Consiste en una operación de finalidad estética, que permite extraer grasa a través de cánulas y así modelar el contorno corporal. El moderno sistema de Microaire permite una mejor definición en los resultados, dejando un cuerpo totalmente esculpido y con rápida recuperación.

Aunque la liposucción y lipoescultura son procedimientos diferentes, ambos se complementan entre sí dependiendo la necesidad del paciente.

La liposucción es un procedimiento estético que permite eliminar los depósitos de grasa que se acumulan en el cuerpo a través de la aspiración del tejido graso; en ciertas ocasiones se hace uso de la grasa extraída para aumentar o definir curvas del cuerpo del paciente, de esta forma se realiza el procedimiento de lipoescultura. Las áreas en las que usualmente se realiza la liposucción son: barbilla, mejillas, cuello, antebrazos, abdomen, muslos, caderas, rodillas, pantorrillas, tobillo, brazos y espalda.

Las células de grasa eliminadas con la liposucción no se desarrollan más, si la persona sube de peso, nuevamente el peso se distribuye en otras áreas del cuerpo. La piel por lo general se adapta a la nueva situación del cuerpo y como su contextura es elástica, después de algún tiempo se siente firme.

Se le recomienda la realización del respectivo control físico y exámenes especializados antes del procedimiento quirúrgico, que validen una salud sana del paciente y pueda someterse a una intervención estética. La duración de este tipo de procedimiento varía entre 2 a 4 horas; dependiendo del historial clínico del paciente y no se necesita de una hospitalización, porque es un procedimiento ambulatorio.  Se permite retirar al paciente luego de haber transcurrido dos horas de la intervención, con las medidas preventivas que recomienda el médico para el proceso de recuperación postoperatorio.

Como se establece en esta explicación, el deseo profundo de una persona de verse bien al espejo y estar satisfecha consigo misma está al alcance de la mano. La tecnología y la experiencia profesional permite que todo aquello que parecía imposible, ahora puede ser realidad. Se pueden obtener resultados extraordinarios luciendo una silueta perfecta gracias a la combinación de procedimientos de liposucción y lipoescultura.

¿Liposucción y Lipoescultura?

Jueves. 27 de Abril del 2017

Aumento de mamas

Miércoles. 12 de Mayo del 2017

Copyright © 2017 BodySculpture. Todos los derechos reservados.

Diseñado por: Lunacomunicaciones.com.ec